Eliminar cicatrices con láser

depilación láser         La utilización del láser para poder quitar las cicatrices de nuestro cuerpo, es una aplicación, totalmente independiente de la depilación láser, que hace que el láser sea una vez más una de las herramientas tecnológicas que más nos están aportando en la actualidad.

        Últimamente los tratamientos para eliminar las cicatrices con láser se está volviendo muy popular. Este proceso se realiza eliminando completamente la capa superior de la piel. La piel, una vez se ha revelado es completamente sana, por lo que disminuye la formación de cicatrices. Hay diferentes tratamientos para eliminar las cicatrices con láser, por lo que a continuación vamos a ver toda la información que necesitamos:

       La diferencia entre unos tratamientos de eliminación de cicatrices y otros es las diferentes capas de la piel que tratan. Por ejemplo, hay tratamientos que tan sólo actúan en la capa más superficial de la piel, y otros que trabajan en unas más internas, con el objetivo de aumentar la producción de colágeno nuevo y así reducir la formación de cicatrices en un nivel más interno.

       Los tipos de láser distintos que conocemos son los láser CO2 y los láser de pulso. Estos se recomiendan sobre todo para las cicatrices queloides e hipertróficas, ya que no son ablativos, es decir, no desprenden ni queman las capas más externas de la piel, tan sólo trabaja en las capas interiores de ella.

cicatrices depilación láser

       Una vez realizado el tratamiento de láser para las cicatrices, los resultados se ven enseguida y es bastante eficaz, pero también hay que tener en cuenta que puede tener varios efectos secundarios que vamos a enumerar a continuación:

-             Molestia o dolor después de someterse al tratamiento

-             Hiperpigmentación: oscurecimiento de la piel

-             Hipopigmentación: blanqueamiento de la piel

-             Reacciones alérgicas

-             Infecciones

       Además de estos efectos adversos, hay que tener en cuenta que este tratamiento es realmente caro, ya que hacen falta varias citas antes y después del tratamiento.

       Otro de los inconvenientes de la eliminación de cicatrices por medio del láser es que después de dicho tratamiento, no se podrá tomar el sol en varios días, o al menos que no toque la zona tratada.

        Hay que tener en cuenta que antes de acudir a cualquier clínica que nos ofrezca tratamiento para poder eliminar una cicatriz de nuestro cuerpo, es totalmente necesario acudir a nuestro médico de cabecera o a cualquier especialista médico que analice la cicatriz, y dé el visto bueno para poder realizar el tratamiento. Esto es así porque aunque en la clínica nos analizarán la piel antes de someternos al tratamiento con láser, la opinión de un médico certificado es la mejor de todas.

       Hemos visto así otra de las aplicaciones del láser, aparte de las ya vistas anteriormente como son la depilación láser, la eliminación de tatuajes, la ayuda para poder descubrir restos en los puentes medievales y romanos, etc.